Todo sobre la expropiación petrolera en México

El petróleo es un tema delicado en México: la expropiación de la industria en 1938* aún marca un punto de orgullo nacional, cada año los mexicanos conmemoran el hecho histórico, y es un tema delicado porque, durante tres cuartos de siglo, la extracción de petróleo es un monopolio del estado mexicano y muchas personas lo ven como el alma de la soberanía mexicana.

Apertura comercial.

El año pasado, el Presidente de México hizo de la liberalización parcial del mercado petrolero una de sus puntas de lanza, desea romper el monopolio de la petrolera estatal Pemex para impulsar la producción de petróleo en México, la cual ha estado disminuyendo durante años, lo que también reduce los ingresos del gobierno mexicano. Al permitir la entrada de compañías petroleras extranjeras, el país cree que puede aumentar la producción y aumentar la inversión, lo que debería conducir a un mayor crecimiento económico.

México puso oficialmente fin al monopolio estatal sobre la extracción de petróleo en diciembre del 2016, este ajuste en la Constitución Mexicana permite por primera vez en 75 años también a las compañías extranjeras beneficiarse de la riqueza petrolera, lo que ahora se discute son las reglas que determinan la configuración de esos contratos y concesiones, y quién supervisa el proceso, ya este mes mismo, la compañía Holandesa Shell ha abierto sus primeras gasolineras en la Ciudad de México.

Una reforma a la Constitución controvertida.

Los partidarios del presidente dicen que si no se permite la inversión extranjera, México se transformará en un importador de petróleo en lugar de ser un país exportador, dentro de diez años; las reservas de petróleo serían difíciles de lograr y Pemex no tendría los medios para explotarlas. La izquierda política del país es firme en contra de la privatización del sector petrolero y afirma que la interferencia de las multinacionales extranjeras será a expensas de México, según ellos, está regalando la industria a las multinacionales.

Cualquiera que sea la postura por la que te inclines como ciudadano mexicano, o cualquiera que sea el punto de vista con el que estés de acuerdo siendo un lector de esta nota, lo cierto es que el cambio está ya en marcha, ajustando aquellos hechos de la expropiación de 1938 llevados a efecto por Lázaro Cárdenas a la actualidad neoliberal que domina los negocios mundiales, se espera que durante el 2018 abran más gasolineras en las ciudades principales del país, ofreciendo sus productos a un público consumidor acostumbrado a lo mismo siempre, por lo que esperan tener sus negocios llenos.

Negocio redondo.

Con más de 42 millones de automotores de parque vehicular**, las multinacionales se frotan las manos en un país en donde el caos impera y en donde, como dice el refrán: “a río revuelto, la ganancia es del pescador”, pues seguramente no se darán abasto ofreciendo el combustible y habrá ganancias seguras para todos, lo cual no deja de preocupar además a ecologistas y biólogos, quienes ya prevén críticos montos de contaminantes, pues las manufactureras de automotores a gasolina y ahora las nuevas empresas de combustibles en México no tienen para cuando detener sus producciones.

*Fuente: https://independenciademexico.com.mx/que-se-celebra-el-18-de-marzo/

**Fuente: INEGI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *