¿Como ser una persona más divertida en tus reuniones?

¿A veces crees que no eres la persona más divertida de las reuniones? Es probable que quizá estés siendo muy duro contigo mismo en ese sentido, pero quizá quieras trabajar un poco en ello y en tí mismo para tratar de ser un poco más agradable, no tengas miedo de ser autocrítico y saber disfrutar de nuevas experiencias. Con un poco de esfuerzo, dejarás de verte como una persona que no le gusta divertirse en las reuniones.

Para divertirse hay que relajarse

A la gente le gusta sentirse segura y tranquilo en compañía de los amigos. Debes transmitir la idea de que no tienes problemas con nadie a tu alrededor y que también quieres pasar un excelente momento. Por lo tanto, ¡hay que relajarse e incluso que las personas que te rodean hagan lo mismo!

Reír a menudo, ésto hará que la gente sienta más confianza; asegúrate que la comunicación de tu lenguaje corporal es abierto y relajado. De esta manera, se mostrará a la gente a estar listo para cualquier eventualidad.
Trata de relajarte lo más posible y a veces para lograrlo necesitamos de  unas buenas bromas y chistes. Chistes y Adivinanzas – Sitio Oficial puede ser tu aliado para tener bajo la manga material para ser más divertido y gracioso.
mas-confianza-con-el-sexo-opuesto-9

Siempre debes estar pendiente de tus amigos

Míralos a los ojos, siempre ponles atención a lo que hablan y a sus conversaciones, pues si pareces distraído, como si tuvieras un millón de otras cosas en la cabeza, entonces la gente no será capaz de relajarse y divertirse en tu reunión. Mira a los demás con aprobación. No deben pensar que los estás juzgando o contrariando.

Haz reír a los demás

Como te hemos dicho, a veces tener bajo la manga algunos chistes o adivinanzas son de vital importancia. Además de contar algunos de ellos puedes:
Bailar con extraños de tu reunión
Cantar una de tus canciones favoritas
Hacer juegos de palabras.

Se optimista.

A pesar de que todo el mundo puede tener malos días, debes centrarte en los aspectos positivos de la vida. De esta manera, tus interacciones con los demás siempre tendrán un tono positivo y la gente será atraída más frecuentemente a ti.

Si te das cuenta que estás diciendo algo negativo, tratar de equilibrar el comentario con dos afirmaciones positivas. ¡Trata de levantarle el ánimo a la gente que esté a tu lado! y no, no tienes que fingir y poner una sonrisa de mala gana cuando tienes un mal día.

Sin embargo, siempre deberías tratar de esforzarte en ser mucho más positivo y al transmitir eso tendrás una energía más equilibrada.

Mantén a los amigos unidos.

Cuando estás en un grupo, debes asegurarte que casi todos ellos se lleven bien entre sí o al menos que sepamos que así es. Trata de ser el pegamento del grupo, fomentando lazos y animando a la gente a profundizar la relación. Si estás con dos personas que parecen no tener nada en común, puedes hablar de algo que tuvieran en común y que sea de interés para ambos.

La diversión empieza cuando eres una persona abierta, sensible a los demás, y por supuesto que tengas una energía positiva, te relajes y trates de fluir honestamente.